13 febrero 2013 ~ 0 Comentarios

Organiza tu aprendizaje

Hola a todos.

Aprender un nuevo idioma en edad adulta no es fácil. Requiere una gran motivación y un gran esfuerzo de voluntad. En ese camino encontramos retos más o menos grandes, en los que nos preguntamos si es o no es realmente importante estudiar y llegar a dominar determinados aspectos del español, sobre todo de la gramática.

En el post de hoy queremos daros algunas pistas para distinguir entre los aspectos que tienes que dominar y los que puedes
perfeccionar con el tiempo, progresivamente. Hemos dividido y organizado esta distinción por los niveles del MCER.

 1.    Tienes que dominar:

 Nivel A1:  aprende enseguida la conjugación verbal de presente de indicativo, regular e irregular. ¿Por qué? Porque en la terminación de cada verbo está contenida buena parte del significado de toda la frase. Ten cuidado: en español la persona tú se distingue por la terminación -s en las tres conjugaciones (-ar, -er, -ir). Evita las confusiones con la tercera persona del singular (él, ella, usted), sobre todo si tu

idioma nativo es el inglés. Aquí tienes un repaso general de presente de indicativo, con ejercicios: Presente de indicativo.

– Nivel A2: integra vocabulario nuevo, de diferentes ámbitos: cuanto más, mejor. ¿Por qué? Porque necesitas palabras básicas en todos los campos posibles. La adquisición de vocabulario es muy rentable en la comunicación, especialmente cuando todavía no tienes un nivel elevado en todos los demás aspectos. Aquí tienes algunos consejos para aprender más palabras. Y aquí la división en ámbitos interesantes para tu día a día: Escucha y pronuncia. Recuerda: tienes que conseguir un número mínimo de palabras en varios ámbitos.

– Nivel B1: vuelve a hacer un esfuerzo por aprender perfectamente la conjugación verbal en el modo imperativoNecesitarás este conocimiento para afrontar con éxito el estudio del modo subjuntivo en sus diferentes funciones. Para ello, primero tienes que tener clara la morfología de los tiempos del modo subjuntivo (presente, pretérito perfecto, imperfecto y pluscuamperfecto). El dominio de las formas de imperativo te será muy útil como introducción al estudio y uso del presente de subjuntivo: es su puerta de entrada.


– Nivel B2: domina diferentes recursos para las diferentes funciones del idioma.
Tienes que saber pedir cosas de varias maneras posibles, por ejemplo. Es importante tener recursos suficientes para mantener fluida la conversación cuando aún tienes dudas sobre tu expresión y ser capaz de decodificar el uso pragmático de expresiones. He aquí algunas pistas.


– Niveles C1-C2: domina las funciones del idioma. Ya tienes muchos recursos, incluso para ser capaz de cambiar de registro, utilizando un recurso u otro. Identifica bien, si aún tienes, interferencias de tu lengua nativa con el español, y trabaja para eliminarlas.

 

2. Tienes que perfeccionar con el tiempo :

– Nivel A1: el género (masculino o femenino) de los nombres y de los adjetivos. Es importante saber que existe la partición entre masculino y femenino en español, pero no es esencial dominar esta distribución en los niveles elementales. Aquí tienes un vídeo que puede ayudarte: Masculino-femenino.

– Nivel A2: la gestión de los tiempos del pasado. Es el momento de tomar contacto con tiempos del pasado que quizá no existen en tu idioma nativo (pretérito imperfecto) y con el diferente uso de unos y de otros (pretérito indefinido y pretérito imperfecto). Sin embargo su dominio no es imprescindible en este nivel: tendrás tiempo y ocasión de hacerlo en niveles sucesivos.

– Nivel B1: Ser y estar. Empezamos ya en el nivel A a estudiar las diferentes funciones de uno y otro verbo. Recuerda que continuamos haciéndolo en el nivel B y seguiremos también en los niveles superiores. No tengas miedo si aún ser y estar te resultan misteriosos: se trata de uno de los aspectos más complejos de la lengua española. Aquí tienes una de nuestras tapas: Siempre ser, siempre estar.

– Nivel B2: Pronombres. Como en el punto anterior, ya desde el nivel elemental empezamos a estudiar los pronombres. En este nivel ya conoces muchos matices, pero sabes que aún hay muchos otros que no son fácilmente analizables. Céntrate en afianzar los pronombres relativos y en empezar a disipar tus dudas acerca del complejo pronombre “se”.

– Nivel C1 y C2: Perfecciona tu ritmo, entonación y acento. Es una tarea que te llevará toda la vida. Sin embargo, no es superfluo tener algunas pistas sobre cómo acometerla.

 

 

Leave a Reply