Archivo | El granero del tío Casiano

07 diciembre 2011 ~ 0 Comentarios

Tener buena sombra/mala sombra

¡Hola a todos!

Como ya saben quienes me siguen desde hace tiempo, me llamo Casiano y vivo en Arrabal de Portillo (Valladolid). ¡Soy un verdadero “castellano viejo”! Colaboro con el Blog para Aprender Español esporádicamente, y hoy os quiero enseñar una expresión que tiene dos variantes: “tener buena sombra” y “tener mala sombra”.

Tener buena sombra

Significa “ser agradable y simpático”, “ser de buen agüero” (es decir, atraer la buena suerte y transmitirla a las demás personas) y “tener buena suerte”.

Tener mala sombra

Significa todo lo contrario: ser antipático, áspero, de carácter molesto. Además también significa “tener malas intenciones” , “tener mala suerte” y “transmitir negatividad”.

Por desgracia, es mucho mas frecuente el uso de la variante negativa… “tener mala sombra” aparece más a menudo que “tener buena sombra”.

VOCABULARIO

La sombra es, según el DRAE (Diccionario de la Real Academia): proyección oscura que un cuerpo lanza en el espacio en dirección opuesta a aquella por donde viene la luz.

Sombra de una persona

 

Sombra de un árbol

 

 

 

 

 

 

ORIGEN

Aunque yo soy castellano viejo, hoy he querido traeros un ejemplo de locución que

Andalucía, marcada en rojo

llega de Andalucía. Los primeros testimonios escritos datan de finales del siglo XV y principios del XVI. Como sabéis, Andalucía es una región española muy calurosa… en verano, la sombra de los árboles y cualquier sombra que pueda reparar del sol ardiente se agradece. La sombra, en Andalucía, reviste un significado positivo.

Por transposición metafórica, quien “tiene buena sombra” sería la persona cuya presencia nos transmite positividad y alegría. “Tener mala sombra”, todo lo contrario. 

EJEMPLOS

“Cada vez que Paco viene con nosotros a ver el partido de fútbol, nuestro equipo pierde. Paco tiene mala sombra, es evidente”

No tengas tan mala sombra, deja de criticar a los demás”

Post relacionado: Destinos en España: Sevilla

Continuar Leyendo

26 octubre 2011 ~ 4 Comentarios

Tener más cuento que Calleja

Hola a todos los amigos del Blog para Aprender Español:

Soy el tío Casiano y esta semana os quiero contar el origen de esta expresión que tantas veces he oído, especialmente cuando era más joven y tenía tanta fantasía. Espero que os guste.

Tener más cuento que Calleja

Expresión que se usa con aquellas personas que pueden llegar a fantasear o falsear la realidad, de forma intencionada o no. También se utiliza con personas que siempre dan excusas para no hacer algo o que se quejan y aparentan ser desgraciadas sin motivo.

Vocabulario

Calleja, 1893

CUENTO: se trata de una narración de ficción breve, que generalmente cuenta con un número reducido de personajes y cuyo argumento es sencillo.Hay infinidad de tipos de cuentos; infantiles, de suspense, de humor etc.

Origen

El origen de la expresión data de finales del siglo XIX, a partir de la figura del editor burgalés Saturnino Calleja Fernández, creador de su propia editorial. Esta casa publicaba libros de carácter pedagógico y cuentos, de hecho una de sus colecciones más populares fue una colección económica de cuentos infantiles, al alcance de todos los bolsillos. Eran ediciones de bajo presupuesto, en blanco y negro pero que se leían de manera rápida y divertida. Así los niños españoles conocieron entre otras, las obras de los hermanos Grimm, Los viajes de Gulliver, Las mil y una noches etc.

Ejemplos

• Elisa dice que no vino a clase porque le dolía la cabeza, esta chica siempre tiene una excusa, tiene más cuento que Calleja.

Tienes más cuento que Calleja ¿cómo me puedes decir que no fuiste a la fiesta si yo mismo te vi cuando llegaste?

• Enriqueta siempre está hablando de los problemas de su familia, tiene más cuento que Calleja.

Continuar Leyendo

05 octubre 2011 ~ 6 Comentarios

“Ser un/a cantamañanas”

Es un/a cantamañanas la persona que, llevada por la inconsciencia, se compromete a hacer cosas que es incapaz de realizar. Se utiliza, a veces, con el significado de “ser fantasioso, informal, indigno de crédito”.

VOCABULARIO

La palabra “cantamañanas” es un compuesto, formado por un verbo, “cantar” y un nombre o adverbio, “mañana”, empleado en plural. La palabra nos evoca una imagen como esta, en la que el gallo canta al amanecer, por la mañana:

 

 

 

ORIGEN

Su origen hay que buscarlo en los siglos de oro (siglos XVI y XVII). Durante esta época, se popularizó el uso del adverbio “mañana” para mostrar desacuerdo o contrariedad con lo que se decía. Si se le pedía a alguien hacer algo que no deseaba hacer, reaccionaba diciendo:  “¡Mañana!”. Entonces se le respondía: “¡Ya cantó “mañana”!”.

Del significado global de la reacción y de la respuesta, salió la figura del cantamañanas, individuo que asegura que va a hacer algo con cuya realización los demás no podrán contar.

EJEMPLOS

– Paco dijo que vendría a las cinco, son las seis y todavía no ha aparecido.

–  Siempre se comporta así, es un cantamañanas.

 

¡Os voy a invitar a todos a comer!

– Ya, ya, lo mismo dijiste hace un mes y aún te estamos esperando. ¡No seas cantamañanas!

 

 

 

 

 

Continuar Leyendo

21 septiembre 2011 ~ 2 Comentarios

El Paseo del Prado, Facebook del s. XVIII

¿Qué es? ¿Dónde está?

El Paseo del Prado es el jardín público más antiguo de Madrid, y uno de sus bulevares más importantes. Se articula según un eje norte-sur, desde la Plaza de Cibeles hasta la Plaza del Emperador Carlos V, popularmente conocida como Glorieta de Atocha. A mitad de su recorrido confluye con la Plaza de la Lealtad y con la Plaza de Cánovas del Castillo, donde se ubica la fuente de Neptuno.

Tramo del Paseo del Prado desde Plaza Cibeles (a la izquierda) hasta Plaza de Cánovas del Castillo (a la derecha)

¿Por qué se llama así?

El Paseo del Prado, así como el Museo del Prado, deben su nombre al desaparecido “Prado de los Jerónimos”, un conjunto de solares y prados silvestres que había alrededor del Monasterio de los Jerónimos. Además de este monasterio, existían otros como el de los monjes Recoletos (en el actual Paseo de Recoletos) y el de Atocha. En toda esta zona había hierba, “prado”, por lo que era conocida por el nombre popular de “Prado Viejo”.

Imagen de un prado. Probable aspecto de la zona actual del Paseo del Prado antes del siglo XVIII

El proyecto del Salón del Prado

Llegamos al año 1759; Carlos III (llamado también “el Rey Alcalde”) quiere para Madrid una serie de reformas urbanísticas que la embellezcan y resalten sus potencialidades como capital. Entre otros muchos proyectos, lleva a cabo el llamado “Proyecto del Salón del Prado”, con el que se propuso dotar a Madrid de una pasarela social llena de jardines y fuentes (Cibeles, Apolo y Neptuno), uniendo la ciudad con el conjunto palatino del Buen Retiro.

Es la dimensión social la que nos interesa resaltar aquí. El rey quiso crear un espacio de agregación para las clases sociales más altas. Para ello, no solo remodeló el Prado Viejo como hemos visto, también ofreció a los nobles de la época la posibilidad de construir, a lo largo del eje Cibeles-Atocha, sus residencias privadas. Es el caso del Palacio de Buenavista, perteneciente al duodécimo duque de Alba, que edificó allí su residencia en 1777. Hoy el Palacio de Buenavista es el cuartel general del Ejército de Tierra. Tenemos también el ejemplo del Palacio de Villahermosa(1805), antigua mansión de los duques de Villahermosa y actual Museo Thyssen-Bornemisza.

 

 

Detalle de la Fuente de Apolo

Carlos III quiso dar al Paseo del Prado una dimensión que, hasta el momento, no existía en Madrid. Un lugar público donde poder pasear, sentarse a contemplar los monumentos y edificios, mirar y ser mirado, estrechar amistades y atisbar nuevos amores, constituía una novedad en la capital. Hoy tenemos el nuevo concepto de red social que nos proporciona Facebook (nacida en un contexto cerrado -la Universidad de Harvard- por una causa bastante circunscrita: su creador no acertaba a abordar a las chicas que le gustaban, dada su timidez). En el siglo XVIII y más tarde, el Paseo del Prado era el espacio reservado para crear, modificar, estrechar o dejar las relaciones que formaban la red social de aquellas refinadas damas y elegantes caballeros.

"El quitasol" de Goya

 

Para descargar el documento, pincha aquí: El Paseo del Prado, Facebook del S. XVIII

Continuar Leyendo

07 septiembre 2011 ~ 1 Comentario

“A buenas horas mangas verdes”

Se utiliza como lamento o reprimenda para la tardanza en la ayuda, cuando esta es inútil o innecesaria. En general, cuando se hacen las cosas a destiempo. Existe la forma abreviada “A buenas horas”, con el mismo significado.

VOCABULARIO

– las HORAS: se refiere a las horas del reloj. Utilizamos el plural en casos como el de la locución que nos ocupa, así como en otros contextos parecidos, especialmente cuando queremos decir que “es tarde”. Por ejemplo: “Estas no son horas de llegar” . Queremos decir que alguien ha llegado demasiado tarde. “Estas no son horas de cenar”. Queremos decir que es demasiado tarde para cenar.

Cuando preguntamos la hora, siempre expresamos la pregunta en singular“¿Qué hora es?”.

MANGAS: entre sus muchas acepciones, nos interesa solo una. La manga es la parte del vestido donde se mete el brazo. En la foto podéis observar un par de mangas de una camiseta, que además son verdes, como las de la locución de hoy.

ORIGEN

Su origen se remonta al siglo XV, cuando Isabel I mandó crear una patrulla callejera llamada Santa Hermandad dirigida por el Marqués de Villahermosa. Se trataba de una policía rural a la que por la forma de su uniforme, se le veían las mangas, que efectivamente, eran verdes, y así eran denominados: mangas verdes. Esta policía rural fue muy eficaz al principio, pero poco a poco fue “relajándose”, lo que provocaba que llegara tarde al lugar del suceso. En esas situaciones era cuando se decía aquello de: “A buenas horas mangas verdes”.

Aquí tenemos a un cuadrillero de la Santa Hermandad, con sus mangas verdes.

EJEMPLOS

Cuando llegó tu tarjeta de felicitación, ya se había pasado la Navidad. ¡A buenas horas mangas verdes!

Ya no necesitamos la escalera, hemos alcanzado la lámpara subiéndonos a una silla. ¡A buenas horas la traes!

Puedes descargar el documento pinchando aquí: ¡A buenas horas mangas verdes!

Continuar Leyendo

24 agosto 2011 ~ 4 Comentarios

Pelar la pava


Según el diccionario de la Real Academia Española, esta locución expresa la costumbre, entre los enamorados, de hablar de amor. Actualmente, sobre todo entre los jóvenes, es común oír esta expresión con el significado de “no hacer nada”, de “perder el tiempo”. Sin embargo, en este post, queremos ahondar en su significado original. Vamos a leer la definición del DRAE:

pelar la pava

1. loc. verb. coloq. Conversar los enamorados; el hombre desde la calle, y la mujer, asomada a una reja o balcón.

Para entender el origen de esta locución, hay que imaginarse a los dos en una situación más o menos así:

En esta postal antigua (año 1953), facilitada por Encarnación López de la Torre, vemos dibujada la definición del DRAE.

 

Veamos, por partes, de dónde nos llega esta frase tan expresiva.

 

 

VOCABULARIO

“Pelar” significa cortar o arrancar la piel y el pelo, así como quitar las plumas al ave. Con este último sentido trabajaremos en este post.

“Pava” es la hembra del pavo. Aquí podemos observar un bonito ejemplar de pava aliblanca.

ORIGEN DE LA EXPRESIÓN

Su origen hay que buscarlo en Andalucía.

Dicen que una señora mandó a una muchacha a pelarle las plumas a una pava. La moza fue a la ventana y comenzó su tarea de desplumar el ave; apareció su enamorado y comenzaron un dulce juego de seducción mutua que se prolongaba.
Impaciente la señora, que estaba lejos en la cocina, gritó:

– Niña, ¿por qué te demoras tanto?
– Estoy pelando la pava

Encontramos la locución, por primera vez, en la obra literaria La civilización de Ramón de la Cruz, en 1763.

EJEMPLO

– Julita y Victoriano, dos chicos del barrio, pasan horas y horas pelando la pava en las escaleras de mi portal . ¡Están muy enamorados!

 

Puedes descargar el documento pinchando aquí: Pelar la pava

Continuar Leyendo

10 agosto 2011 ~ 4 Comentarios

“Apaga y vámonos”

¡Apaga y vámonos!

Esta exclamación se utiliza para dar por terminada una cosa. Quien cumple con el deber de llevar algo a su término, suele mostrar su satisfacción con esta frase.  A veces tiene un uso irónico, para dar a entender que algo o alguien no aporta nada útil a la situación actual, por lo que es mejor dejarlo o no considerarlo. A modo de conjuro, podemos exclamar en estos casos: ¡Apaga y vámonos!

Vocabulario: Apagar significa extinguir el fuego o la luz.

 

 

 

 

Origen: tiene su origen en un cuento narrado tradicionalmente en el pueblo de Pitres. Hace siglos, dos clérigos de este municipio granadino, aspirantes a una plaza de capellán, hicieron una apuesta a ver cuál de ellos celebraba la Misa en el menor tiempo posible. Tras concluir los preparativos para el desafío religioso y mientras se aproximaban al altar, uno de los curas inició la misa diciendo: “Ite, Missa est”, fórmula litúrgica que precedía a la bendición final. El otro, impasible, se giró hacia el monaguillo que sujetaba la vela y exclamó: “¡Apaga y vámonos!, que ya está dicha la misa”.

Ejemplos:

-Ya hemos terminado los ejercicios de condicional.

– Hala, pues apaga y vámonos.

– Tenemos poca gasolina en el coche y no hay gasolineras en veinte kilometros.

– Pues entonces, ¡apaga y vámonos!

Puedes descargar el documento pinchando aquí: ¡Apaga y vámonos!

Continuar Leyendo

27 julio 2011 ~ 2 Comentarios

Agarrarse a un clavo ardiendo

 

Puedes descargar aquí el documento: AGARRARSE A UN CLAVO ARDIENDO

Continuar Leyendo

06 julio 2011 ~ 4 Comentarios

Cortar el bacalao

Continuar Leyendo

22 junio 2011 ~ 3 Comentarios

¡Que te den morcilla!


¡QUE TE DEN MORCILLA!

Continuar Leyendo