¿De qué se compone la sal?

¿Qué ingredientes hay en la Nocilla o cuántas calorías en una Coca Cola Diet?

¿Cómo murió Michael Jackson y cuándo?

¿Cómo y cuándo murió Cervantes?

¿De qué color era el submarino de los Beatles?

¿Qué colores encontramos en la bandera de Perú?

¿Cómo podemos recordar algunas tan bien y otras tan mal? Seguramente contestamos a algunas de estas preguntas sin dudarlo un segundo, y probablemente, tengamos más dudas con otras que, sin embargo, hemos estudiado para un examen. Es muy probable que nos hayamos enfrentado a las respuestas de todas estas preguntas en alguna ocasión pero, ¿de qué modo? ¿dónde? ¿cuándo? ¿has estudiado formalmente cada una de ellas? ¿algunas las has aprendido sin darte cuenta?

Contamos con conocimientos que llegaron a nosotros a través de diversas vías a las que habremos accedido por medio de la educación formal, regulada, intencional y planificada como en los libros del colegio: es la educación institucionalizada. La educación no formal, es la llevada a cabo en instituciones no educativas, pero con un objetivo e intención. Por último encontramos la educación informal.

¿Qué es la educación informal?

Es un proceso de aprendizaje continuo y espontáneo. Este tipo de educación puede resultar una eficaz herramienta para fortalecer contenidos y enseñanzas transmitidas desde la educación formal. Estos aprendizajes se dan en situaciones de la vida cotidiana, vienen desde el ambiente en que estamos y al no tener una planificación o estrategia determinada, se dan en un ambiente más relajado, más natural.

La educación informal es la que nos aporta conocimientos que recogemos en nuestro día a día, de la experiencia y del ambiente en el que nos desenvolvemos; no es un aprendizaje consciente y generalmente ocurre en un “entorno” positivo: viendo la tele, escuchando música, etc.  ¿Por qué no aplicar algunos de estos conocimientos a nuestros recursos para el aprendizaje de idiomas?

La educación informal y los medios de comunicación

Los medios de comunicación son, sin duda, herramientas y recursos de un valor incalculable para aplicar este tipo de educación tanto a la enseñanza de idiomas como  a nuestro estudio autónomo. Pueden ser un instrumento formativo para  ayudarnos a adquirir conocimientos y habilidades, que favorecen la evolución y el desarrollo de lo que estudiamos. Nos vamos a centrar en utilizar esta estrategia para sacar el máximo rendimiento a las posibilidades que nos ofrece a los amantes de los idiomas, de la comunicación y de la enseñanza.

Los medios de comunicación de mayor difusión hoy en día son Internet, televisión, radio, prensa escrita, libros y el teléfono. Teniendo en cuenta el valor de la educación informal, vamos a proponer algunas actividades o talleres que se pueden realizar desde la clase de ELE, practicar español, conocer algunos rasgos de historia o de la cultura. Gracias a estos medios, además, no necesitamos estar en un lugar para visitarlo ni en un país para tener una experiencia en él.

Recursos para el aula

Estos son algunos ejemplos en los cuales se pueden aprovechar las herramientas de la educación informal para complementar la educación formal:

  • Estamos aprendiendo el imperativo, por ejemplo, dando direcciones e instrucciones ¿Por qué no viajar a Madrid, Barcelona, Buenos Aires o Caracas con un mapa virtual y conocer también el estilo arquitectónico, monumentos o medios de transporte de la ciudad? En este paseo podemos también hacer un recorrido por la localización, ser y estar, preposiciones, etc.
  • Queremos que nuestros estudiantes desarrollen su competencia comunicativa: podemos buscar intercambios por medio de videoconferencias y que conozcan así a estudiantes de español de otras ciudades o países. Podemos hacer grabaciones de nuestra voz o locutar podcasts con ellos.
  • Estamos aprendiendo vocabulario: podemos crear un grupo de chat, foros y eventos en redes sociales como facebook, o seguir “trends” en Twitter, hacer un concurso para buscar información en Instagram o Pinterest. ¿Quieres que aprendan vocabulario de la casa? Podéis preparar un tablero con ideas de decoración para luego poder describir los estilos, muebles, etc.
  • Youtube es también un recurso muy rico por la cantidad de información que contiene: podemos buscar entrevistas a personajes atractivos para los estudiantes para reforzar lo que estamos estudiando en el aula.
  • Se puede crear un canal de radio, grabar podcasts o comenzar un blog donde participen todos los estudiantes. Internet es una fuente inagotable de recursos y además, muchos de ellos, gratuitos.

Recursos para el aprendizaje de idiomas por tu cuenta

  • Hazte el rey de las redes sociales y sigue a tus artistas españoles y latinos favoritos. Si sigues a un deportista, un cantante, un escritor procedentes de un país hispanohablante, podrás leer sus actualizaciones de estado, por supuesto en español. No solo refrescarás vocabulario sino que te mantendrás informado sobre personalidades que te interesan y aprenderás muchas expresiones coloquiales.
  • Si tienes hobbies, practícalos o llévalos a cabo en español. Te gusta cocinar: sigue a un buen cocinero que hable español y… ¡a cocinar! Si te gusta practicar yoga, busca blogs en español, lee sobre el tema, participa en los foros.
  • Para los amantes del séptimo arte, ahora más que nunca es fácil ver películas en versión original y además no necesitas que la película esté en tu biblioteca o en el videoclub de tu ciudad: ahora ya puedes ver películas y cortos online.
  • Respecto a la televisión, si te gusta relajarte en tu sofá, también puedes seguir series desde tu país, series de humor, de historia, familiares etc.
  • Para los oídos más exquisitos, recomendamos una buena selección de programas de radio y podcasts. Ya sean de música, entrevistas, debates o las noticias de actualidad. Puedes escuchar estos programas en tu smartphone, en el que tu ritmo latino ,tu locutor favorito y las noticias internacionales, te pueden acompañar desde el otro extremo del mundo hasta tu casa, en el autobús, mientras haces footing o simplemente caminando al trabajo.
  • Lee en español. Si las novelas o los ensayos te resultan demasiado duros, ya sea por el vocabulario o porque te parece que tardarás demasiado, lee entonces historias cortas y relatos. Si te gusta la poesía ¿te atreverías con la “micropoesía”? Esta última cada vez tiene más eco en las redes sociales.
  • ¿Prefieres la música? Selecciona el tipo de música que más te gusta para conducir o para hacer tus tareas domésticas e investiga qué cantantes representan estos estilos en el mundo hispanohablante, seguro que te sorprendes con todo lo que aprendes y ¡no solamente hablamos de música!
¿Se os ocurren más maneras de utilizar todos estos recursos? Esperamos que nuestras ideas os inspiren y os ayuden.

2 commentarios

Ralph · 3 enero, 2012 a las 7:30

Hola profesoras,
Sus ideas son muy fascinantes. Quiero hablar en una manera “informal’ pero no puedo usar las frases hechos, dichos, modismos, etc. Por ejemplo:
Me he puesto morado
Saquemos las castañas del fuego
Corta el bacalao
Tengo una lista muy largo pero no sé si ellos corriente o común, o antiguo. Y también, hay varias frases que tienen la misma sentida pero en otras palabras. Por ejemplo:
Between a rock and a hard place
Entre la espada y la pared
Y este es dónde estoy.
Ralph

Karen · 3 enero, 2012 a las 7:30

La educación informal es muy importante. A menudo puede ser difícil y frustrante por muchas personas. Probablemente tiene que un nivel suficiente avanzado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

kamagra oral jelly dianabol usa impotence reasonscomprimidos kamagra