HABLAR ESPAÑOL: ESTUDIAR Y VIVIR EN MADRID

Este verano tuvimos la gran suerte de conocer a Tracy Heaton tras dos años de clases de español por videoconferencia. Fue un día muy emocionante para nosotras. Además de conocer a Tracy en persona, ahora tenemos la suerte de contar con su testimonio sobre su experiencia en España. Esperamos que os guste mucho y os inspire para viajar y estudiar español. Desde aquí queremos agradecer a Tracy su entusiasmo y esfuerzo para mejorar y aprender. Gracias por compartir este artículo y fotos con nosotras.

MI INCREÍBLE VIAJE A MADRID

Estudiar español Madrid

Padre Arupe Hall en el campus de Saint Louis University -Madrid

Llevo dos años estudiando español con María y Raquel. Empecé las lecciones con ellas para prepararme mejor para el programa de maestría al que iba a asistir y he seguido las lecciones como una manera para mejorar mi español, especialmente para hablar. Tengo suerte porque mi universidad tiene un campus en Madrid y puedo tomar unas clases en la ciudad española para cumplir con algunos requisitos de mi programa.   Decidí estudiar en Madrid durante el mes de julio 2015 en el semestre del verano. Fue un programa de seis semanas. Entonces, tuve que conseguir un apartamento y vivir la vida madrileña. Mi marido vino conmigo. Juntos empezamos una gran aventura.

A pesar de tener clases durante la semana hasta la tarde, mi marido y yo pudimos viajar por la región los fines de semana para ver los sitios turísticos más impresionantes. El primer fin de semana, visitamos Madrid y todos sus lugares espectaculares: la Puerta del Sol, la Plaza Mayor, la Catedral de la Almudena, el Palacio Real, el Parque del Retiro y los museos famosos: el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza. Madrid es una ciudad con muchos lugares para visitar.

Desde la catedral, hay una vista increíble del Palacio Real.

Desde la catedral, hay una vista increíble del Palacio Real.

En el mes de julio, hubo una ola de calor en Madrid que duró dos o tres semanas. Aunque vivo en el centro de los Estados Unidos donde hace un tremendo calor húmedo en verano, no esperaba el intenso sol español. Caminamos mucho para visitar los diferentes sitios pero teníamos que pararnos frecuentemente para tomar agua y descansar. Además, tratamos de evitar estar fuera durante la parte del día más calorosa. Sin embargo, el calor no pudo impedir que viéramos la ciudad.

Palacio de Cibeles en Madrid

Palacio de Cibeles en Madrid

El segundo fin de semana, mi marido y yo fuimos con un grupo de la universidad al Escorial, el monasterio y el palacio construidos bajo el reinado de Felipe II durante el siglo XVI. Ahora este edificio del Renacimiento tiene el panteón de los reyes españoles, una biblioteca y una basílica. Visitar este sitio valió la pena. Tuvimos que tomar el autobús urbano para ir a San Lorenzo, a una hora de Madrid. Me puse nerviosa al salir de Madrid sin saber adónde iba.

El Escorial es un edificio enorme.

El Escorial es un edificio enorme.

El tercer fin de semana, fuimos a Toledo, la ciudad dónde tres culturas convivían durante la Edad Media. Se puede observar todavía la influencia de los árabes, los judíos, y los cristianos en la arquitectura. Visitamos la catedral, una antigua mezquita y una antigua sinagoga. Lo más impresionante de Toledo es la vista del barrio judío dónde se puede ver el Álcazar, la Catedral, y la ciudad.

El ultimo fin de semana, mi marido y yo visitamos Segovia dónde está el acueducto romano que remonta al siglo I. Pudimos subir el acueducto para admirar tanto la construcción del edificio como la bella ciudad. Además pudimos disfrutar el famoso postre, el ponche de Segovia, que es un delicioso pastel de la región.

Acueducto de Segovia

Acueducto de Segovia

Aparte de las excursiones fantásticas, la vida cotidiana en Madrid fue una aventura. Ir a la universidad en metro, comprar comida en el supermercado, cenar en los restaurantes maravillosos y hablar con los vecinos me dieron la oportunidad de usar el español que había estudiado con Raquel y María. Me frustré algunas veces al no comprender todas las palabras rápidas (especialmente en el supermercado) pero me emocioné al darme cuenta de que estaba conduciendo mi vida en España cómo siempre había soñado. Y la experiencia más grande de todas fue el día en el que quedé con mis queridas profesoras de El Blog para Aprender Español para decirles cara a cara lo agradecida que estoy por ayudarme a realizar mi sueño madrileño.

Si estudias con Raquel y María y tienes la oportunidad para viajar a España, te recomiendo que visites Madrid para ver todos los sitios impresionantes y para hablar con estas profesoras maravillosas.

  Raquel, yo y María en un café en la Plaza de Colón (Pabellón "El Espejo")

Raquel, yo y María en un café en la Plaza de Colón
(Pabellón “El Espejo”)

 Texto y fotos de Tracy Heaton, estudiante de maestría de español.

4 commentarios

fuad ahmed · 2 septiembre, 2015 a las 7:30

tengo mucha gana de viajar a espana pero no se como empiezo .quiero comunicar con Raquel y María pero no se como…quiero hablar espanola bien ..amo el espanol y espana….viva espana..un fuerte abrazo

    María · 5 septiembre, 2015 a las 7:30

    Hola, Fuad Ahmed:

    Gracias por participar.

    Esperamos que nuestro blog te acerque la cultura y la lengua española.

    Un abrazo.

Mary · 4 septiembre, 2015 a las 7:30

Una explicación y unas fotografías muy interesantes. Gracias. Es de admirar que Tracy y su marido no se dejaron disuadir de recorrer los lugares y sitios de interés por el tiempo que hacía mientras estaban en Madrid. Con mucho calor, me siento aletargada.

    María · 5 septiembre, 2015 a las 7:30

    Hola, Mary:

    La verdad es que Tracy supo bien cómo aprovechar su tiempo en Madrid y no se dejó intimidar por el calor. es cierto que fue muy cuidadosa y siguió muchas de nuestras recomendaciones para sobrevivir en Madrid en los meses de calor.

    Un saludo y gracias por acercarte a nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.