¿Habéis rentado un van o comido bagels y pretzels?

¿Estamos en un momento de estaflación económica?

¿Conocéis a algún actor hispanounidense?

Preguntas como estas serán correctas a partir de ahora por la inclusión de estadounidismos en la RAE. Si queréis saber más sobre este fenómeno sociolingüístico del español, solamente tenéis que leer este artículo que nos llega desde El País.

Los ‘estadounidismos’ entran en el Diccionario de la RAE

  • Su nueva edición incluirá una decena de términos acuñados en Estados Unidos
  • Lo que se podrá decir
EVA SÁIZ Washington 15 OCT 2012

La Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE) anunció la inclusión de “estadounidismos” en la próxima edición del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE). Se trata de términos propios del español que se habla en Estados Unidos y que se han ido acuñando a lo largo de los últimos años, entre ellos billón, email, hispanounidense, paralegal (asistente de abogados) o van (microbús).

Con más de 55 millones de hispanos, EE UU es el segundo país en número de hispanohablantes. “El reconocimiento de la RAE de los

Fuente: El País

estadounidismos es un reflejo de la creciente influencia del español de EE UU”, asegura Gerardo Piña-Rosales, presidente de la ANLE.

La inclusión de ‘estadounidismos’ supone un reconocimiento por parte de la RAE de la existencia de un Español exclusivo, propio de EE UU” según Gerardo Piña-Rosales.
La próxima edición impresa del DRAE incluirá palabras como aplicar, con el significado de solicitar; departamento, para referirse a un ministerio; parada, para designar un desfile; o elegible, en el sentido de beneficiario. “Son términos en español que reflejan la idiosincrasia nacional [en referencia a EE UU]”, explica en conversación telefónica Piña-Rosales. “Son modalidades del idioma al que se han debido habituar los hispanohablantes que han ido llegando a EE UU”, puntualiza.

Piña-Rosales se muestra satisfecho de la inclusión en el DRAE de esos estadounidismos -término que la RAE también ha aceptado con la definición de “palabra o uso propios del español hablado en los Estados Unidos de América”- porque supone “un reconocimiento por parte de la RAE de la existencia de un Español exclusivo, propio de EE UU, al igual que lo hay en otros países de habla hispana: argentinismos, mexicanismos…”.

Entre los criterios de selección para determinar qué palabras se incluían y cuáles no ha primado, explica el presidente de la ANLE, su grado de penetración en el habla, su presencia en la prensa o su uso habitual en las traducciones. “Si aquí hablas de Ministerio en lugar de Departamento, ningún hispanohablante te va a entender”, puntualiza Piña-Rosales.

La idea de identificar estadounidismos con la intención de incorporarlos en el diccionario surgió hace cuatro años con motivo del acuerdo de colaboración que firmó la ANLE con el Gobierno de EE UU para asesorar a sus distintos departamentos/ ministerios en la traducción al castellano de sus formularios e impresos públicos y de sus páginas web. “Fruto de esta cooperación la Academia está logrando mejorar, normativizar y defender el correcto uso de la lengua española en este país”.

El presidente de la ANLE alerta sobre el error de equiparar los estadounidismos con el espanglish, otro término también aceptado por la RAE con cuya definición disiente. “Los estadounidismos son términos propios del español que se habla en EE UU, mientras que el espanglish es un ‘fenómeno lingüístico’ en el que, a diferencia de lo que se sostiene en el DRAE, no creo que ‘deforme elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés’, se trata más bien de saltos, mezclas de un idioma a otro”, defiende Piña-Rosales.


2 commentarios

Karen · 18 diciembre, 2012 a las 7:30

Este es muy interesante. Cuando hablo con latinos aquí, usan muchos ‘estadounidismos’. En particular, ellos no saben las palabras en español por el tipo de plantas. Ejemplos incluyeron el roble o un tipo de lechuga ‘arugula’ o ‘bok choy’. Habla ‘oak’ y ‘arugula’ y ‘bok choy’ ambos con mí y con el uno de otro.

    María · 18 diciembre, 2012 a las 7:30

    Sí, los contactos entre lenguas y culturas dan lugar a fenómenos lingüísticos muy interesantes.
    Es muy interesante oír hablar a alguien en español y utilizar algunas palabras como “bok choy”.

    Saludos,

    María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.