36 horas en Madrid

Hola a todos. Hoy os traemos un contenido muy especial. Se trata de la redacción de Ralph, uno de nuestros estudiantes de español por Skype, sobre Madrid y cómo disfrutarla en una visita de 36 horas.

 

La idea surgió en clase cuando Ralph nos habló del artículo del periódico New York Time “36 hours in Madrid”. A Ralph le gusta mucho Madrid, ciudad que conoce muy bien por haber transcurrido en ella unas semanas de 2010 para estudiar español. Le propusimos que escribiera su “36 horas en Madrid” personal. Él aceptó y aquí está el resultado. Esperamos que su redacción os guste tanto como a nosotras.

 

El viernes:

4:00 de la tarde: Llegamos en la limousine del Hotel Ritz donde nos recibieron dándonos la bienvenida. Nos registraron y tuvimos tiempo para presentar nuestros respetos a Velázquez y Goya en El Prado.

6:30 de la tarde: echamos una siesta.

8:30 de la noche: tomamos un aperitivo en el bar del hotel y miramos a algunas de las personas más interesantes de Madrid.

9:30 de la noche: fuimos al restaurante Diverxo (3 estrellas de Michelin). No puedo describir la cocina pero nunca la olvidaré.

El sábado

8:00 de la mañana: detrás del hotel está el parque del Retiro que es muy tranquilo y bonito y antes de nuestros desayunos, en la terraza, anduvimos en el centro.

9:30 de la mañana: el museo Thyssen-Bornemisza es uno de los tesoros de Madrid y pasar menos de tres horas dentro del museo es un delito.

12:30 de la tarde: comimos en el patio del museo antes de ir al museo Sorolla, un viejo favorito.interior del museo Sorolla

1:30 de la tarde: Hay algo diferente y amable en un museo en una casa y la casa de Joaquín Sorolla es una joya.

2:30 de la tarde: Cada ciudad grande tiene una librería y en Madrid, La Casa de Libro es especial. No se puede visitarla sin comprar uno o más libros.

3:30 de la tarde: Vamos de compras en el distrito Salamanca donde se puede ver lo que es actual y lo que es clásico y una pastelería, Mallorca, más importante y con las mejores pastas en Madrid y que es famosa porque de vez en cuando Raquel y María compran pastas aquí.

6:00 de la tarde: la hora para otra siesta.

8:30 de la noche: un aperitivo en el pasillo del hotel.

9:30 de la noche: una cena en el restaurante La Terraza del Casino (dos estrellas de Michelin) La reputación es meritoria.

El domingo

8:00 de la mañana: damos otro paseo en el jardín y un desayuno en la terraza.

9:00 de la mañana: hacemos las maletas y las dejamos con el conserje.

10:00 de la mañana: vamos al Rastro, el más famoso mercado de baratijas y cosas usadas en Madrid.

1:00 de la tarde: regresamos al hotel y visitamos El Museo Naval.

2:00 de la tarde: nuestro último almuerzo en la terraza antes de que la limusina nos lleve al aeropuerto.

4:00 de la tarde: Esperamos  regresar a Madrid por más de 36 horas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.