¿Cómo sonaría F. de André en español?

Hola a todos.

Dedicamos el post de hoy a todos nuestros estudiantes y seguidores italianos. Hoy os traemos unos versos de Fabrizio de André, uno de los mejores cantautores y poetas italianos de todos los tiempos.

Entre muchos otros grandes discos, Fabrizio de André publicó en el año 1971 el álbum Non al denaro, non all’amore né al cielo, basado en los poemas de la Antología de Spoon River del estadounidense Edgar Lee Masters. 

Captura de pantalla 2015-05-06 a las 11.36.11

Fabrizio de André

¿Cómo sonaría F. de André en español? Aquí tenéis unos versos de una de las canciones del disco, Un malato di cuore. 

Eppure un sorriso io l’ho regalato 
e ancora ritorna in ogni sua estate 
quando io la guidai o fui forse guidato 
a contarle i capelli con le mani sudate. 

Non credo che chiesi promesse al suo sguardo, 
non mi sembra che scelsi il silenzio o la voce, 
quando il cuore stordì e ora no, non ricordo 
se fu troppo sgomento o troppo felice, 
e il cuore impazzì e ora no, non ricordo, 
da quale orizzonte sfumasse la luce.

Esperamos las versiones de vuestras traducciones al español en “comentarios”. ¡Gracias por participar!

Podéis escuchar aquí la canción. Que la disfrutéis.

¿Buscas un profesor de español nativo, con experiencia y que ame su trabajo?

Comienza con la prueba de nivel y me pondré en contacto contigo.

PRUEBA DE NIVEL DE ESPAÑOL

 


3 commentarios

Mary · 7 mayo, 2015 a las 7:30

¡Qué música tan relajante! Me gusta mucho. Cuando tenga el tiempo, pienso en escuchar más música de Fabrizio de André. Gracias por presentarme a él. El idioma italiano me suena muy romantico y melifluo.

    Raquel · 7 mayo, 2015 a las 7:30

    Hola, Mary:

    Nos alegra que te guste de André, fue uno de los mejores.

    ¡Hasta pronto!

    EBPAES

Eneada · 18 febrero, 2020 a las 7:30

Sin embargo, una sonrisa se la he dado
y todavía regresa en cada verano suyo
cuando la guié o tal vez me guió a mí
a numerar su cabello con las manos sudorosas.

No creo haber pedido promesas a su mirada,
no me parece que elegí el silencio o la voz,
cuando el corazón aturdió y ahora no, no recuerdo
si estaba demasiado turbado o demasiado feliz
y el corazón se volvió loco y ahora no, no recuerdo
desde cuál horizonte la luz se esfumaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.