Salvarse por los pelos


1 comentario

Manuel · 8 junio, 2011 a las 7:30

Muy interesante, sobre todo la origen.

Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.