A buenas horas, mangas verdes ¿lo habías oído antes? Este refrán de uso actual, se utiliza como lamento o reprimenda para la tardanza en la ayuda, cuando ya es inútil o innecesaria. En general, cuando se hacen las cosas a destiempo. Existe la forma abreviada A buenas horas, con el mismo significado.

Vocabulario que aparece

  • HORAS: se refiere a las horas del reloj. Utilizamos el plural en casos como el de la locución que nos ocupa, así como en otros contextos parecidos, especialmente cuando queremos decir que “es tarde”. Por ejemplo: “Estas no son horas de llegar” . Queremos decir que alguien ha llegado demasiado tarde. “Estas no son horas de cenar”. Queremos decir que es demasiado tarde para cenar.

Cuando preguntamos la hora, siempre expresamos la pregunta en singular“¿Qué hora es?”.

  • MANGAS: entre sus muchas acepciones, nos interesa solo una. La manga es la parte del vestido o camisa donde se mete el brazo.

Origen del refrán

Su origen se remonta a la Edad Media; al siglo XV. En aquellos días Isabel I mandó crear una patrulla callejera llamada Santa Hermandad dirigida por el Marqués de Villahermosa. Se trataba de una policía rural a la que por la forma de su uniforme, se le veían las mangas, que efectivamente, eran verdes, y así eran denominados: mangas verdes. Esta policía rural fue muy eficaz al principio, pero poco a poco fue “relajándose”, lo que provocaba que llegara tarde al lugar del suceso. En esas situaciones era cuando se decía aquello de: “A buenas horas mangas verdes”.

Ejemplos

  • Cuando llegó tu tarjeta de felicitación, ya se había pasado la Navidad. ¡A buenas horas, mangas verdes!
  • Ya no necesitamos la escalera, hemos alcanzado la lámpara subiéndonos a una silla. ¡A buenas horas la traes!

¡Y ahora es tu turno! 

Escribe tu ejemplo con este refrán. Ilústralo con un ejemplo que contextualice y tenga sentido. Lo corregiremos cuanto antes.


1 comentario

Locuciones y vocabulario DELE | El blog para aprender español · 18 abril, 2012 a las 7:30

[…] 5. Cuando llegó tu tarjeta de felicitación, ya se había pasado la Navidad. ¡A buenas horas mangas verdes! […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.