¿Más palabras o más riqueza?

 

Hola a todos. Queremos haceros llegar el contenido de un artículo periodístico aparecido en el periódico El País el pasado día 23 de mayo. En este artículo se plantea una cuestión interesante sobre la riqueza de los idiomas.

¿Tener más palabras en un idioma hace que este sea más rico? ¿Más palabras equivale a mayor riqueza? ¿Más palabras o más riqueza?

La respuesta a esta pregunta suele ser afirmativa. El autor, Miguel Ángel Bastenier, plantea el ejemplo del inglés y del español y da los siguientes datos:

1) El número de palabras de la lengua inglesa es de 400 000. El español tiene unas 100 000 palabras. ¿Os habéis preguntado alguna vez cómo es posible esta gran diferencia? La razón está en la puerta de entrada al diccionario, muy inmediata y fácil para el inglés, pero muy lenta y difícil para el español. ¿Qué significa esto? Significa que, mientras en inglés las palabras extranjeras entran al diccionario casi inmediatamente cuando un autor ilustre las emplea en sus obras, en español el proceso de entrada es mucho más largo.

Como muchos de vosotros sabéis, el español no adopta algunos préstamos del inglés con la facilidad de otros idiomas. No decimos weekend, decimos fin de semanafinde. No decimos computer, adaptamos la palabra al español y obtenemos computadora (en Hispanoamérica) u ordenador. En otras palabras, preferimos conservar una palabra española o bien preferimos “maquillar” una palabra inglesa antes que adoptarla tal y como hacen otros idiomas.

 

El proceso para que una palabra entre en el DRAE (Diccionario de la Real Academia) es además muy largo. Hacen falta años para ello. El uso de la nueva palabra entre los hablantes tiene que estar comprobado.

2) Es verdad que el inglés tiene 400 000 palabras y el español solo 100 000 pero, ¿utilizan los hablantes esas 400 000 palabras? Parafraseando al autor, podríamos consumir cien vidas de un inglés culto sin oír a nadie utilizar palabras como tantamount, que existe en el diccionario pero no en el habla cotidiana. Por contra el español ha adaptado y adoptado muy lentamente tantas palabras e incluso frases hechas del francés que ya las considera propias: Pagar los platos rotos, No saber a qué santo encomendarse. No solo las considera propias sino que las utiliza cotidianamente. 

3) ¿Qué hacemos con la complejidad de la conjugación de los verbos en español en comparación con la economía de las formas verbales inglesas? ¿Es más rico el español por esta razón?

La conclusión de Miguel Ángel Bastenier es que no puede deducirse ninguna superioridad expresiva de una lengua sobre la otra. Extensión y capacidad expresiva no son lo mismo.

 

Os invitamos a leer el artículo en su versión original siguiendo este enlace. Historia comparada: del español al inglés.

 

Por supuesto, esperamos vuestras opiniones en comentarios. 

 

 


3 commentarios

Karen · 5 junio, 2014 a las 7:30

Disculpe, he leído “tantamount” algunos veces – no son raro. Pienso que español debe incluir más palabras. Hay algunos casos que no existen un palabra suficiente descriptivo como “entrada”.

Mary Burke · 5 junio, 2014 a las 7:30

Me inclino a estar de acuerdo con el autor en el periódico: que hay fortalezas y debilidades en los dos idiomas y que entre ellas no exista un primus inter pares. En cualquier caso, son ambos hermosos, pues incorporan la herencia y la cultura nacional.

ARTÍCULOS SOBRE EL ESPAÑOL 2014 | El blog para aprender españolEl blog para aprender español · 9 enero, 2015 a las 7:30

[…] ¿Más palabras o más riqueza? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.