El error debería ser constructivo, siempre. Estudiar un idioma es emprender una aventura llena de dificultades, pruebas por superar y sobre todo, satisfacciones. Vamos a explorar esta idea de transformar el error en herramienta de aprendizaje de idiomas y, de cómo usarlo como un impulso para continuar avanzando.

Se dice que “el hombre es el único animal que  tropieza dos veces en la misma piedra” y quizás sea cierto, pero eso no significa que no sea algo de lo que se pueda sacar algo positivo. Son una señal de progreso y de que creamos estructuras de manera más autónoma en el nuevo idioma.

Cómo transformar el error en herramienta de aprendizaje

He aquí algunos consejos para aprender con los errores:

1. Normaliza el error:

Todos cometemos errores cuando aprendemos y  ponemos en práctica otro idioma, del error necesitamos aprender todo lo posible. No es un motivo para frustrarse o avergonzarse, por el contrario, es un cómplice que nos va a ayudar a mejorar y a comprender en qué punto estamos en el idioma que aprendemos y por otro lado, qué nos está frenando para seguir mejorando.

El error nos ayuda a construir, a buscar estrategias nuevas y a reconstruir aquellas estructuras que no tenemos claras y que por lo tanto nos impiden continuar.

2. No tengas miedo a equivocarte:

Una vez resuelto el error, es difícil olvidarlo, de hecho todos los estudiantes de idiomas han vivido situaciones anecdóticas resultado de un error, que siempre recordarán como algo divertido.

3. Haz una lista con tus errores:

Hazlo con los más repetidos y haz otra lista paralela con opciones correctas para cada error. Escribe ejemplos asociados a tu realidad, te ayudará a recordar mejor.Aprende de tus errores para progresar en el idioma que estudias

4. Repite ejercicios con errores:

No basta con leer las correcciones, tras escribir una redacción corregida, lee las anotaciones de tu profesor/a y después trata de repetir el ejercicio incluyendo las estructuras correctas o añádelas a la lista que hemos mencionado en el punto anterior.

5. Ve al origen del error:

Busca y estudia la base teórica de tus errores más repetidos. Lee la teoría, consulta un diccionario, busca ejemplos y después intenta repetir tu ejercicio, ponlo a prueba de nuevo. Por ejemplo, si tienes problemas al narrar historias en pasado, vuelve a la teoría y haz una lectura comprensiva de los diferentes usos de cada tiempo verbal, analiza y comprende los ejemplos y piensa en otros propios sobre tu vida y tus experiencias.

6. Experimenta y arriesga con las nuevas palabras y estructuras:

Cuando tengas la oportunidad de practicar español, introduce las nuevas  palabras o estructuras en tu discurso y observa si funcionan. Si la comunicación es correcta y todos te comprenden sin problemas, será una señal de que has aprendido de un error anterior ¡prueba superada!

¿Qué hacéis vosotros con vuestros errores y con las correcciones que os hacen cuando habláis español?

Si eres profesor/a ¿qué recomiendas a tu estudiantes?

¡Esperamos vuestras ideas en comentarios!


Otros artículos sobre aprendizaje de idiomas que podrían interesarte:


2 commentarios

Margaret Nahmias · 9 agosto, 2012 a las 7:30

He seguido d y e en el pasado Cuando tuve problemas con el subjuntivo. Compre un libro para aprender mas sobre ello. también me gusta probar nuevas palabras y estructuras

Palabras difíciles de pronunciar en español para no hispanohablantes - El Blog para Aprender Español · 29 agosto, 2018 a las 7:30

[…] Ahora sí, aquí tenéis el vídeo hecho con mucho humor. Aprovecho para recordaros que en idiomas nunca hay que tener miedo al error. Todos los errores son un paso más para alcanzar nuestra meta: hablar español. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

kamagra oral jelly dianabol usa impotence reasonscomprimidos kamagra